jueves, 21 de marzo de 2013

CAPITULO DIECIOCHO

Las Voces Blancas en 1978 fueron recibidas en la Casona por el ex Presidente Carlos Andrés Pérez para participar en la grabación del vídeo del primer día del niño para mandarlo a la UNESCO.


Elisa Soteldo con el coro en 1978 en el Teatro María Auxiliadora en Cracas.

La reseña con la historia de este acontecimiento dado en la casona con el Presidente Carlos Andrés Pérez y su esposa Blanquita de Pérez la encontrará en la mitad del capítulo.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Seguimos con nuestra historia vamos por el año 1978.

Este año, 1978, Las Voces Blancas se presentaron en muchas partes, en bodas donde los niños del coro cantaban el Ave María de Schubert, y para eso ensayaban muchísimo en la academia e íbamos todos a la iglesia Don Bosco en Altamira, pues esta iglesia tiene una cúpula perfecta para el sonido y allí era donde se pulían las presentaciones.


Ensayos del coro Microcosmos, dirigido por Elaiza Romero Soteldo en la Iglesia Don Bosco en Altamira en Caracas.

El coro lo dirigía Elaiza Romero Soteldo, hija del inolvidable músico venezolano Aldemaro Romero y de Elisa Soteldo. Elaiza era una directora disciplinada y exigente y los niños le hacían mucho caso. Ella dirigía este coro que se llamaba Microcosmos, era el intermedio y el que asistía en representación de Las Voces Blancas. Algunas de estas presentaciones también las dirigió Chuchito Sanoja Soteldo, hijo de ese famoso músico Chucho Sanoja, en otras oportunidades lo dirigió Rubén Cedeño. Las clases de baile las tomaban con Liz Fernández Soteldo, hija de Mario Fernández y Elisa Soteldo. Mario también era músico, tocaba bellísimo la trompeta. Esta era una familia todos músicos de diferentes especialidades. Elisa cantaba, dirigía y tocaba el piano.


En la foto superior izquierda el coro Microcosmos dirigido por Elaiza Romero Soteldo, en la superior derecha Liz Fernández Soteldo profesora de baile, en la inferior izquierda Elaiza Romero Soteldo entregando el diploma a Isidro José Montoto Señaris,  en la inferior derecha Elisa Soteldo con su hija Elaiza Romero Soteldo.

Cabe destacar que las madres de los niños teníamos participación en todo, debíamos acompañar a los niños a los ensayos y a las presentaciones, maquillarlos, peinarlos, lograr que estuvieran tranquilos en los camerinos, a veces era muy difícil, pues los camerinos eran pequeños y cuando se hacían presentaciones de aniversario o en Diciembre, cuando se presentaban todos los grupos, considerando que eran 250 Voces Blancas, más todos los padres, éramos un gentío.


Distintos ensayos de la academia Las Voces Blancas en la sede en el El Marqués.

Nosotros además de pagar la academia, los trajes que eran todos por nuestra cuenta, las meriendas en los eventos los costeábamos los padres, y con estas actividades teníamos que estar horas con ellos, y esta fue una de las razones por la que yo renuncié a mi trabajo, para acompañar a mi hijo, que tanto le gustaba todo lo que allí aprendía, además los niños se adoraban y compartían mucho, y todos los fines de semana o a diario tenían celebración de distintos cumpleaños, y las fiestas eran espectaculares, en las zonas más lindas de Caracas.


Isidro José con su mamá y su papá con el traje de monaguillo de Las Voces Blancas.

Allí los niños se relacionaban muy bien, y las mamás compartíamos mucho, fue entonces cuando conocí a una amiga, mamá de una de las niñas, que cantaba, actuaba, era la mejor y muy querida, ella era Hilene Rodríguez, y su mamá Elvia de Rodríguez. Elvia participaba en todo, era la organizadora, una mamá a tiempo completo, hicimos una bella amistad. También la niña Samanta Lanz, Vilma Guzmán Dao, Carolina Sultán, una niña preciosa, catira de ojos azules, y su mamá Loise de Sultán, simpatiquísima. Todas estas niñas eran soprano, primera voz; y el grupo de las jovencitas de 13 a 15 años, una de ellas llamada Imperio, era del grupo juvenil y ya le daba clases de baile a los chicos. Isidro José la adoraba.


En las fotografías de arriba Isidro José con sus compañeros en el Teatro Los Cedros, abajo con Imperio y del otro lado con dos amiguitas; la catira es Carolina Sultán.

En este año Las Voces Blancas se presentaron en el Poliedro de Caracas, en el Teatro Nacional. Esta fue una presentación de gala, el coro dirigido por Elaiza, los niños y las niñas cantaron como los ángeles, vestidos con el hermoso traje de gala, una bella camisa blanca y pantalón verde aceituna de terciopelo. La presentación fue un domingo a las 11 de la mañana, allí estaban todos los padres, los cuales estaban muy emocionados al ver como cantaban sus hijos.


Las Voces Blancas en el teatro Nacional en Caracas, dirigidas por Elaiza Romero Soteldo.

Isidro papá estaba emocionadísimo, y sorprendido al ver el avance de los niños. Yo estuve todo el tiempo en los camerinos junto con Elvia y las otras mamás, como siempre, nos costó mucho que los niños estuvieran tranquilos, pues los camerinos del Teatro Nacional quedaban atrás del escenario, pues si los niños caminaban o hablaban, se sentía en la presentación, así que les dábamos chucherías y los entreteníamos hasta que les tocara salir a ellos.


Los niños y las niñas en los camerinos, esperando su turno para su presentación.

Después de esta presentación, estábamos muertos de cansancio y nos fuimos a comer a un restaurant que quedaba en las Mercedes, Isidro José estaba eufórico, emocionado, a él le gustaba mucho estar en Las Voces Blancas. Nosotros estábamos orgullosos de nuestro hijo, pues tenía 7 años pero era un niño espectacular. Tenía una voz afinada pero ronca, por lo tanto él era en el coro una tercera voz.


Los niños y niñas esperando en la parte de atrás del Teatro Los Cedros para hacer su presentación

El lunes al llegar a Las Voces Blancas había un revuelo leyendo la prensa que había reseñado el evento del domingo, y fue allí donde vi en primera plana a mi hijo con su hermoso cabello. Las lágrimas se me salieron de la emoción, y le di gracias a Dios por haberme dado un hijo tan maravilloso, que lo era todo para mí, lo mismo para su papá.


Isidro José en primera plana del periódico El Nacional.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Las Voces Blancas fueron invitadas a la Casona

Las Voces Blancas fueron invitadas a la Casona, la casa presidencial, donde vive el presidente de Venezuela, que en ese momento era Carlos Andrés Pérez y su esposa Doña Blanquita de Pérez.


El cantante y compusitor venezolano Hugo Blanco con su Arpa.

La razón de esta invitación fue porque en este año se decretó por primera vez el día del niño, así que se firmaría un vídeo para mandarlo en nombre de Venezuela a La Unesco. Para asistir a esta grabación se escogió el coro Microcosmo y se escogieron las mamás delegadas para cuidar a los niños, pues no podían ir todas. A mí siempre me escogían, pues Isidro José era muy tremendo e inquieto. Además, las niñas siempre querían que la mamá de Montoto las peinara y maquillara y Elvia era la que organizaba todo y la que tenía las pautas de todo. Ese domingo llegamos todos muy temprano a la Casona y nos  recibió la Guardia, nos llevaron a un patio grande rodeado de jardines. Allí había otros grupos musicales. Estaba el famoso Joselo Díaz, cómico y cantante, nuestro Tío Simón Díaz, el grupo de Hugo Blanco, el ballet de Keyla Ermecheo, ella era la hija mayor de Elisa Soteldo, yo la conocí ese día.


En la parte superior izquierda, Keyla Ermecheo Soteldo, directora de la Academia de ballet, a su derecha una coreografía de las niñas de su Academia, y en la parte inferior los hermanos Díaz, Joselo y nuestro querido Tío Simón, respectivamente.

Habían muchos otros grupos de música venezolana y cada grupo haría una presentación, de esto harían el video. Esperamos mucho tiempo para empezar, pues el presidente no estaba en la Casona, ese día había un clásico en el Hipódromo, donde corría el famoso caballo Cañonero, y el presidente estaba en ese clásico. Hacer que los niños estuvieran tantas horas tranquilos era muy difícil, se cansaban, se ensuciaban, a algunos les dio fiebre, menos mal que nos dieron comida en la cocina de la Casona para los niños, ya eran las 2 de la tarde y hacía muchísimo calor, y como a las 2:30, con asombro vimos llegar un helicóptero, y de él se bajó el presidente Carlos Andrés Pérez con su esposa Doña Blanca. Diez minutos antes nos avisaron y Las Voces Blancas fueron las primeras en cantar, cuando el presidente llegó los niños estaban listos en la tarima. El presidente y su esposa agarraron una silla cada uno, se sentaron a escucharlos con una gran sonrisa, al terminar de cantar los niños, abrazaron uno a uno felicitándolos, luego rodaban las sillas y así escuchaban todos los grupos.


La Residencia Presidencial La Casona ubicada en la urbanización La Carlota en Caracas.

Para Isidro José, que el presidente de la república y su esposa lo abrazaran y le tocaran el cabello diciéndole: “¡Qué hermoso es tu cabello!”, él nunca olvidó eso, y aun siendo grande decía: “el mejor presidente de Venezuela fue el gocho, Carlos Andrés Pérez”. Los niños lo que los impacta de pequeños, nunca lo olvidan, y eso hizo mi hijo, nunca olvidó ese abrazo que le dio en la Casona Carlos Andrés Pérez en el año 1978.


El famoso caballo y vista panorámica del hipódromo en Caracas Venezuela.


Carlos Andrés Pérez y su esposa Doña Blanquita de Pérez.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Teatro los Cedros en Caracas año 1978.

Las Voces Blancas ese año se presentaron en el Teatro Los Cedros, en la Avenida Libertador, en Caracas. Allí cada grupo de Las Voces Blancas presentó una actividad distinta. El grupo de Isidro José hizo una versión de Charleston, donde las niñas vestidas de Charleston y con bellos accesorios, maquilladas, parecían damas en miniatura. Los varones usaron el traje de gala y una pajarita y tirantes dorados, y se peinaron como en la época de Charleston, estaban bellísimos. En el auditorio de último salían los varones e Isidro que tenía un cabello lacio color oro, lo movía, y el teatro entero se pararon a aplaudirlo, que hermoso mi hijo y sus compañeros en este evento. Aquí destacaron todas las niñas, pero las número uno, fueron Hilene Rodríguez, Vilma Gúzman y Samanta Lanz, en las juveniles sobresalió Imperio, con la cual Isidro José se tomó una hermosa foto, una de las niñas más bellas, Carolina Sultán, una catira de ojos azules.


Los niños bailando Charleston en el Teatro Los Cedros en la Avenida Libertador en Caracas.


Las niñas bailando Charleston en el Teatro Los Cedros en la Avenida Libertador en Caracas.


Al final del evento Isidro José salía moviendo el cabello y todo el auditorio se paraba a aplaudirlo.

Esta fue la última presentación donde Isidro José participó, pues por circunstancias que pasaron luego, muy fuertes, y que les contaré, a finales de ese año, con todo mi dolor, tuve que retirar de esas actividades a Isidro José. El niño nunca me lo perdonó y jamás, nunca en su vida se olvidó de lo que allí había vivido, fueron vivencias y aprendizajes que siempre estuvieron presentes en su vida futura y en la mía, pues en este momento han pasado 35 años, ya Isidro José no está con nosotros.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
La magia de las redes sociales.

Después de sufrir un cáncer de laringe se fue al cielo en el año 2005 a los 34 años, y cuando yo inauguré la Fundación en su nombre, y abrí la página de Facebook con su imagen, y coloqué las hermosas fotografías de esos hermosos recuerdos.

Distintos compañeros y compañeras de esa época nos conectamos en las rdes, una de ellas Samanta Lanz, quien es una hermosa esposa y madre, y también con Vilma Guzmán, casada y con cuatro hijos. Me conseguí con la querida Liz Fernández Soteldo, y con la misma Elisa, que esta igualita, como en esos tiempos, y de nuevo me conseguí con mi querida amiga Elvia Rodríguez, quien hace ya tiempo, no sabía nada de ella, aunque Elvia y yo nos habíamos encontrado cuando yo llegué a la Boyera, y fue una excelente clienta de mi tienda, y en muchas oportunidades me hizo grandes favores que nunca olvidaré, y después dejé de verla en esa década tan dolorosa que fue la pérdida de mi hijo Isidro, José, hoy Elvia sigue mi blog día a día y me escribe hermosos comentarios. Desde este blog le rindo homenaje a la amistad. Gracias amiga por tu amistad.


Las compañeras de Isidro José de Las Voces Blancas en 1978, todas mujeres exitosas y bellas.


Mi querida amiga Elvia Rodríguez en dos fotografías de distintas épocas.

Bueno, el 31 de mayo de 1978 renuncié a mi trabajo, me despedí de esta tienda y de la empresa que tanto me había dado, ya le había pagado todo el prestamo que me dieron para comprar nuestra casa, y me quedó algo de liquidación, la cual guardé para una emergencia.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Dolores Señaris Calviño en el restaurante la Castañuela en las Mercedes en Caracas.


Restaurante La Castañuela ubicado en Las Mercedes, Caracas.


Dolores Señaris Calviño celebrando el día de su cumpleaños 21/02/2013 en el restaurante La Castañuela en Las Mercedes en Caracas.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Afiche imagen de nuestra Fundación con Isidro José Montoto Señaris y La Virgen La Milagrosa.


Mi hijo Isidro José con la imagen de la Virgen a su lado.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Nuestra, Fundación Vidas I.J.M. La Milagrosa les comparte esta importante información sobre salud.

¿Cómo sobrevivir a un ataque al corazón cuando estas solo?

Dado que muchas personas están solas cuando sufren un ataque al corazón, sin ayuda, la persona cuyo corazón late incorrectamente y que comienza a sentir desmayo, tiene sólo unos 10 segundos antes de perder el conocimiento. Sin embargo, estas víctimas pueden ayudarse a sí mismas tosiendo repetida y vigorosamente. Una respiración profunda se debe realizar antes de cada tosido, y el tosido debe ser profundo y vigoroso y prolongado tal como se produce en el interior del pecho.

Un aliento y tos deben repetirse cada dos segundos sin parar hasta que llegue ayuda o hasta que sienta que el corazón está latiendo normalmente. Respiraciones profundas llevan oxígeno a los pulmones y los movimientos de tos presionando el corazón y mantiene la sangre circulando. La presión de compresión sobre el corazón también ayuda a restablecer el ritmo normal. De esta manera, las víctimas de ataque cardíaco pueden llegar a un hospital. Comparte a otros acerca de ésta manera de salvar su vida.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Dolores Señaris Calviño autora del blog.


Dolores Señaris Calviño autora del blog.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Nota: Para saber más de todo lo que realizamos en Internet, aquí tienen los Link de cada una de las páginas solo haz clic en cada una de ellas y aparecerá la información. Se reservan los derechos de autor .Gracias por seguirnos.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Facebook
Instagram: @doloressenaris
Instagram: @solaenamerica
Instagram: @publividas
Instagram: @fvidaslamilagrosa
Página Publi Vidas
fundacionvidaslamilagrosa@hotmail.com
Teléfono de la Fundación +058 212 944 4339

1 comentario:

  1. Continúa la historia entre dificultades y emociones de la autora pero todas ellas tan reales como su nombre. Además el capitulo es enriquecido por un video del talentoso músico mexicano Victor Guerrero y por una nota recordatoria del fallecimiento del mejor animador de TV. de toda la historia de Venezuela, de quien yo también pensé hubiera sido un gran presidente de la Nación.
    El blog sigue por medio de su autora consolidando un gran éxito.
    ¡ Adelante Loly ¡.

    ResponderEliminar