viernes, 15 de febrero de 2013

CAPITULO CATORCE

Los 4 años de Isidro José Montoto Señaris; el 5 de febrero de 1975 en Caracas.


Isidro José Montoto Señaris, cumpliendo 4 años en Febrero de 1975.


Mensaje dedicado a los lectores de este blog.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Dolores Señaris Calviño, en Caracas con 63 años.


Dolores Señaris Calviño, el 21 de febrero cumplí en Caracas 63 años.

Queridos lectores, estamos a 15 de Febrero de 2013 es el día internacional del cáncer infantil y ayer 14 de Febrero fue el día del amor y de la amistad, por eso decidí colocar esta fotografía invitándolos a que compartan conmigo este riquísimo capuchino. Gracias por seguir mi blog.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Ahora continuamos con nuestra historia, vamos por el año 1975.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
La tienda Sears de Bello Monte, Caracas


La tienda Sears de Bello Monte, Caracas.

Breve historia de la tienda: Sears de Bello Monte, en  Caracas, la tienda tenía 11.600 m2 distribuidos en dos pisos, con un estacionamiento para 400 automóviles. En 1953 la empresa ya disponía de cinco tiendas adicionales establecidas en el país.

Tres niveles de tienda, estacionamiento gratis para los clientes, un café-restaurante acogedor con carnes de Santa Bárbara, amplios pasillos, tres promociones importantes cada año, y hasta vendían artefactos con mínimos detalles defectuosos hasta por un 40% por debajo del PVP normal… Alrededor de 11 fabricantes venezolanos surtían la tienda (muebles, artefactos, ropa, etc.) y llegaron a tener un departamento especializado en ventas a crédito con carnet para sus clientes…
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
 Dolores Señaris Calviño, trabaje en esta tienda 8 años en Caracas.

Empecé a trabajar en Sears teniendo un muy fuerte horario. Ésto generó mucho estrés en mí. Anteriormente había tenido fuertes dolores en las piernas. En ninguna de las consultas médicas supieron lo que tenía. Yo siempre sufría de fuertes dolores, teniendo los pies y manos calientes, además, sufría de colon irritable, ésto era debido a los trastornos alimenticios que tuve algunos años atrás. Durante mi estancia en este trabajo se me empezaron a hinchar las piernas y para perder peso, ya que tenía unos kilos de más, empecé a caminar y a hacer una dieta muy estricta. Yo había tenido muchos problemas con el colon y frecuentemente sentía un dolor muy fuerte, que para calmarlo momentáneamente, tomaba Atroverán, pero debido a la estricta dieta que yo seguía, mi problema con el colon empeoró y el dolor no cesaba. Me era muy incómodo comer, porque cuando lo hacía, el dolor era más intenso, así que decidí no comer nada por unos días, solo agua, té y galletas de soda, pero igualmente el dolor no calmó, el mismo empeoró, pero aún así yo tomaba calmantes para continuar trabajando como siempre.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Dolores Señaris Calviño, en Caracas 24 años.


Así me corté el cabello cuando empecé a trabajar en las tiendas Sears de Venezuela. Tenía 24 años de edad.



Dolores con su nuevo corte de cabello.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
El día Sábado, trabajé corrido en Sears, me empezó una fiebre muy alta y todo me daba vueltas. Isidro al verme me dijo “Vamos derecho a una clínica”. Llamé al señor Panades y le pedí que mandara a alguien para que atendiera la tienda junto con la empleada y Mauricio el relojero. Me fui a la clínica Santa Cecilia en La Castellana. Cuando el médico me vio, inmediatamente me hospitalizó, estaba completamente deshidratada. Me colocaron suero para recuperarme y poder hacerme los exámenes pertinentes. Cuando estuvieron listos, me detectaron una infección en un riñón, éste se había contraído y estaba más pequeño, alrededor tenía una aureola de pus, adicionalmente también tenía una fuerte infección en el colon, o sea, dos diagnósticos de una sola vez.


Las comelonas en casa de mi suegra Luisa López. Isidro José con el martillo está rompiendo el turrón.


Isidro José con su mamá Dolores Señaris Calviño, y su papá Isidro Montoto con su tío Jesús Montoto.

La mayoría de los días Domingo, mis suegros nos invitaban a comer en su casa en La Candelaria para poder compartir con con su nieto Isidro José. Estaba mi cuñado Jesús, quien se ponía celoso por los cariños que los abuelos le daban al nieto. La Sra. Luisa cocinaba muy rico y hacía una comilonas para los 6. En una de las fotografías, Isidro José está picando un turrón con un martillo y su abuela dirigiéndolo, en otra está con los abuelos con el control cambiándole los canales al televisor, en otra nos está cantando acompañado del cuatro que ya tocaba más o menos. Isidro José era extremadamente inteligente y consentido por todos, pues en ese momento era único nieto y único hijo.

Yo tenía tiempo sintiéndome mal, pero como no podía dejar de ir al trabajo, nunca fui a un médico, pues yo era la que abría y cerraba la tienda, además de ser la responsable de todo lo que había allí. Estuve 4 días hospitalizada y cuando salí todo me daba vueltas, no podía caminar, pues no había comido lo suficiente en la clínica, solo me dieron suero, té, manzanilla y gelatina líquida para desinflamar el colon. Debido a esto no pude empezar el antibiótico que me mandó el médico para la infección en el riñón. Estuve en cama 8 días más, al recuperarme un poco, empecé el tratamiento que consistía en inyectarme dos ampollas diarias de un antibiótico llamado Gentalyn durante dos semanas. Cuando me inyectaban estas ampollas sentía que todas las arterias me ardían y tenía grandes malestares, pero el médico dijo que siguiera con el tratamiento para que se me curara el riñón. La última semana del tratamiento me dio alergia, se me hinchó la lengua y en consecuencia casi me ahogo, no podía respirar y tuve que ir de emergencia a la clínica donde me colocaron un antialérgico llamado Decadrón el cual me hizo efecto rápidamente y pude volver a respira. Me suspendieron el anterior tratamiento.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Isidro Montoto López de 30 años. Padre de mis dos hijos.


Isidro Montoto López, de 30 años. Padre de mis dos hijos.

Recuperarme totalmente me llevó dos meses y al hacerme nuevamente los exámenes, el riñón estaba bien, la infección había cedido y el riñón había recuperado su tamaño normal. Las secuelas que dejó este antibiótico en mí, fueron que: me endureció todas las arterias y me quedaron zumbidos en el oído izquierdo; estas dos secuelas en mi vida futura fueron las causantes, una de perder la audición de oído izquierdo y la otra provocó un problema circulatorio profundo hasta llegar a una Flebitis y luego a una Trombosis. A partir de allí sufría de dolores muchos más fuertes en las piernas y el médico me mandó a tomar Aspirina para calmarlos.

Llego el día 5 de Febrero, el cumpleaños número 4 de Isidro José. Para ese día reservé el salón de fiestas del edificio en donde vivíamos simplemente porque era bellísimo. Le preparé un cumpleaños bien bonito, con una piñata escogida por Isidro José. Invitamos a sus amigos del colegio, a sus primas, a mis primos Gontan, a los abuelos y a mis amigos Cesar Gómez y Emira Mistage. Isidro José quería un payaso, así que indagué un poco hasta que una amiga me recomendó uno; al que contraté. Quedando la fiesta muy bonita. Todos se divirtieron un montón.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Isidro José Montoto Señaris, cumpliendo 4 años de edad en Caracas año 1975.


Isidro José era un niño muy alegre. Fotografía tomada el día de su cumpleaños número 4, en Febrero del año 1975.


Isidro José muy feliz en su cumpleaños.


Isidro José en la entrada del salón donde se realizó la fiesta de sus cuatro años.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Isidro José picando su torta de cumpleaños.


Isidro José listo para cantar cumpleaños rodeado de sus amigos.


Isidro José con sus abuelos paternos Luisa López y Luis Montoto.


Isidro José muy contento listo para picar su torta de cumpleaños.


Isidro José con su prima Carolina Montoto, su mamá Dolores Señaris Calviño y el payaso que animó la fiesta. Día 5 Febrero de 1975.


Isidro José muy contento rodeado de sus amigos.


Isidro José con su mamá; Dolores Señaris Calviño.


 Dolores Señaris Calviño, madre de Isidro José.

 

Isidro José con su papá; Isidro Montoto López.


Isidro José con sus amigos.


Isidro José con su prima Carolina Montoto y sus amigos.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Isidro José dándole a la piñata.


Isidro José muy emocionado dándole a la piñata.


Los amiguitos de Isidro José y mi amiga Emira Mistaje recogiendo lo que cayó de la piñata.


Isidro José.


Isidro José jugando con sus amigos.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Isidro José jugando con el payaso.


Isidro José con el payaso, sus amigos y su prima Carolina Montoto.


Isidro José jugando con el payaso. Al fondo mis primos José y Fina Gontan Calviño Calvo.


Isidro José con el payaso.


Isidro José y una amiguita jugando con el payaso.


Isidro José y sus amigos jugando con el payaso.

Después de esta fiesta de cumpleaños me sentía feliz ya que Isidro papá y yo habíamos hecho un esfuerzo para poder cumplirle el sueño a Isidro José; el de tener una piñata y un payasito que animara la fiesta, pues las anteriores fueron pequeñas reuniones en casa con los abuelos, pero ésta fue toda una fiesta. Pasaron unas semanas y el 21 de Febrero era mi cumpleaños número 25, Isidro me dijo que hiciéramos una pequeña reunión con unos pasapalitos y que invitáramos a los primos de Isidro; Emerita y Luis Montoto con sus dos niñas y a una amiga de la tienda. Picamos una torta y ya, eso fue todo, puesto que no podíamos gastar porque estábamos ahorrando para nuestro viaje a España que realizaríamos en Junio. De esta pequeña reunión les comparto estas fotografías tomadas en nuestra casa en el Marqués, Caracas.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Los 25 años de Dolores Señaris Calviño, acompañada con su esposo Isidro Montoto López en su casa en Caracas.


Dolores e Isidro Montoto López.


Dolores Señaris Calviño e Isidro Montoto con su hijo Isidro José en los 25 años de Dolores.


Dolores Señaris Calviño, Isidro Montoto con su hijo Isidro José en los 25 años de Dolores. 


La prima de Isidro, Emerita de Montoto con su hija pequeña, y unos amigos.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ 
Fotografías tomadas en nuestra casa con mi hijo Isidro José.


Dolores Señaris Calviño, en nuestra casa en Caracas en 1975 con 25 años.


Isidro José abrazando a su mamá.


Mi hermoso Isidro José.


Mi hermoso Isidro José. En nuestra casa del Marqués en Caracas.

En 1975 estaba la moda de vestidos largos, como yo trabajaba en una de las tiendas más lindas de Caracas y llegaba ropa muy bonita, aprovechaba para adquirir éstos. A mi me encantaban los vestidos largos, el que me puse en las siguientes fotografías y en las del cumpleaños lo llevé en mi viaje a España. A mí me gustaba vestirme muy bien y como yo trabajaba y ganaba bien, lo podía hacer.

Ya estábamos en el mes de Abril de 1975, solo faltaban dos meses para nuestro viaje a España, a pesar de mis problemas de salud yo estaba muy emocionada, pues volvería a ver a mi hermano que hacía 10 años que no lo veía y nunca me escribió una carta, solo sabía de él por mi abuelo. Muy pronto llegaría la noticia de que mi abuelo murió de un infarto. Esto fue horrible para mí, no volvería a ver a mi adorado abuelo, se fue y no me esperó. ¡Dios que dolor tenía en mi corazón! No entendía el por qué Dios lo llamó y no me permitió verlo.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fotografías tomadas en nuestra casa en Caracas.


Isidro José  era un niño hermoso, tenía un cabello  que todos admiraban y le gustaba vestirse muy bien.

Preparé ropa bella para ese viaje y le compré bellezas a Isidro José y también a Isidro papá. Teníamos todo listo y dejamos a Marina sola en nuestro apartamento, le compramos comida, pues nos íbamos por 30 días. No llevábamos mucho dinero, pero teníamos 4 tarjetas de crédito sin límite, más la tarjeta de las tiendas Sears, además el cambio de moneda nos favorecía. Así que teníamos dinero para pasarla muy bien.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Paseo por los Próceres en Caracas


Isidro José con su papá en la fuente de Los Próceres en Caracas.


Isidro José con su mamá en la fuente de Los Próceres en Caracas. 

Antes de viajar fuimos un fin de semana a pasear con Isidro José a Los Próceres en Caracas, este es un lugar muy hermoso, allí están las esculturas de los hombres ilustres que lucharon por este país, además Los Próceres tiene hermosas fuentes con esculturas y todas son blancas, y hermosos jardines, se puede pasear y tiene una laguna es como una piscina muy grande es muy hermosa, allí nos tomamos estas fotografías.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fotografías en un paseo en el Parque del Este en Caracas.



Isidro padre con Isidro José.



Isidro padre con su hijo jugando en el Parque del Este.

Isidro José era un niño muy alegre y adoraba a su papá, a los dos les encantaba jugar con la pelota, por eso siempre los domingos cuando no íbamos a la playa, lo llevábamos al Parque del Este donde se podía correr y compartir en familia, este Parque es muy hermoso tiene lindos jardines, espacios para comer y tiene una laguna donde se puede andar en lancha con remos, y allí está aparcada una réplica de uno de los tres barcos de Colón cuando descubrió América, allí está La Pinta y se podía observar y contarle la historia a los niños, también en este Parque había mucha variedad de animales y una hermosa laguna donde nadaban patos. El Parque estaba muy bien cuidado y me recordaba cuando lo visitaba con mi papá y mamá en el año 1963 cuando tenia 13 años.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Isidro José con su perrita Gigi, en nuestra casa en Caracas.


Isidro José con su perrita de raza pekinés llamada Gigi.

Isidro José se tomó en la casa estas fotografías con su perrita. Le daba dolor dejarla sola mientras viajábamos a España. Marina cuidaría de ella.

Llegó el 15 de Junio y nos fuimos los tres en la línea aérea Iberia a España, la tierra que nos había visto nacer, más toda nuestra vida estaba aquí en Venezuela a donde regresaríamos después de pasar 30 días. Llegamos al Aeropuerto de Barajas en Madrid, el cual era grande y bonito e hicimos escala y en 20 minutos tomamos el avión para Santiago de Compostela, una cuidad preciosa y muy universitaria, ya que la universidad de Santiago de Compostela es una de las mejores del mundo. La catedral de Santiago es una obra arquitectónica antigua, de estilo gótico y es muy famosa. Allí está la tumba de Santiago Apóstol, en frente de la catedral está un espectacular hotel que se llama “El Hostal de los Reyes Magos” de 5 estrellas, todo Santiago es una obra de arte para recordarla y verlo es una experiencia inolvidable.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Avion DC 10 de Iberia.


Avion DC 10 de Iberia. En donde salimos rumbo a Madrid y luego a Santiago de Compostela.

Cuando nos bajamos del avión, nos estaban esperando mi cuñada Mariluz y mi cuñado Antonio, ellos se habían ido a España hacía muchos años y habían comprado un apartamento en Santiago y tenían 3 hijos. También nos esperaban todas mis tías, las hermanas de mamá, ellas me decían “Loliña miña Filla que bonitilla eres. Igualita a tu madre” yo me quedé viéndolas, estaban todas vestidas de negro por la muerte de mi abuelo, estaban viejitas y ahora las veía bajitas, ahí me di cuenta que había pasado mucho tiempo. Allí estaba mi tío Lamas, él si estaba igual. Pregunté desesperada “¿Dónde está mi hermano?” mi tío Lamas me respondió  “Él no pudo venir, está en el servicio militar y no le dieron permiso porque está guerrilla adentro y solo podrá salir el próximo domingo” y era martes.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Cumpleaños de Isidro Montoto López en España cumplió 30 años.

Isidro padre cumplió años el 27 de Junio y por primera vez en su vida su hermana Mariluz Montoto López le compró una torta de cumpleaños y todos al rededor de la mesa; en el comedor de la casa de mi cuñada le cantamos cumpleaños junto a Isidro José y sus dos primos José Antonio y Luis Montoto Montoto, ellos repiten el apellido pues mi cuñado Antonio y mi cuñada Mariluz llevan el mismo apellido por ser primos. Isidro estaba cumpliendo 30 años en Santiago de Compostela España. 


Isidro padre con su hermana Mariluz, su sobrino José Antonio e Isidro José.


Isidro padre con su hermana Mariluz, su sobrinos José Antonio, Luis e Isidro José.


Isidro padre con su hermana Mariluz, su sobrino José Antonio e Isidro José.



Isidro padre cumplió 30 años el 27 de Junio en España y su hermana Mariluz le compró esta torta. 


Nos fuimos al apartamento de mi cuñada Mariluz, ella nos atendió a todos, almorzamos y luego nos fuimos. Nosotros nos quedamos en el apartamento de mí cuñada una sola noche, pues nosotros queríamos viajar y conocer Galicia.


Isidro José con su prima hermana Marí Montoto Montoto.


Isidro José con sus tres primos hermanos: Luis, Marí y José Antonio en casa de mi cuñada Mariluz.

Así que al día siguiente nos fuimos a un concesionario Seat y alquilamos un carro marca Seat, que era como un Fiat 125. Yo quería llegar rápido a la casa que recordaba de mi abuelo y así lo hicimos, llegamos preguntando. Cuando íbamos entrando en Arabexo, aquel pueblo donde yo había pasado mi niñez no reconocía casi nada, ni siquiera reconocí la casa de mi abuelo, pasamos de largo y al ver la próxima casa que estaba en una esquina me di cuenta que debíamos retroceder y me paré frente a la entrada de donde recordaba que estaba la hermosa huerta de frutas de mi abuelo y que era un patio muy grande. No había nadie en los alrededores y yo entré, aquello parecía una ruina, me dio mucha tristeza, pues mis recuerdos eran de la famosa casa grande “Do campo do río” pero el tiempo no pasa en vano y allí se notaba que había pasado mucho tiempo.

Isidro paró el carro y empezamos a llamar a ver si había alguien, como no me contestó nadie, yo entré a lo que recordaba como la cocina que era linda, ahora estaba viejita y muy descuidada. Le dije a Isidro “Vámonos de aquí. Sigue de frente que al final del camino debe estar la casa de mi tío Lamas” en esta tampoco había nadie y cuando nos íbamos apareció mi tío Lamas, le di un fuerte abrazo y casi llorando le dije “Tío, ¿Por qué todo esta tan desolado? ¿Por qué todo parece una ruina?” él me contestó “Porque aquí los que quedamos son los viejos, pues los jóvenes emigraron a otros países europeos a buscar nuevos horizontes, pues en este pueblo no había nada que hacer, ni que buscar.”
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
El coche que alquilamos en Galicia.


Mi hermano manejando el carro que alquilamos.


Isidro José con mi hermano José.

Ya teníamos 2 días en España y no había visto a mi hermano, así que el jueves en la tarde nos dirigimos a la Coruña, una ciudad pequeña pero bellísima, rodeada de mar, los edificios que dan al mar son todos de cristal, es tan bella que le dicen la cuidad de cristal. Yo recordaba la Coruña un poco, pues ahí estuve con mi abuelo y mi mamá. ¡Esta cuidad si había crecido! Luego nos dirigimos al cuartel militar que quedaba frente de la plaza “El Soldado Desconocido” y pedí hablar con el coronel, él me recibió; Le expliqué que era la hermana de José Señaris, le conté que venía de Venezuela y tenía 10 años sin ver  a mi hermano. El coronel me miró de arriba abajo y dijo “Solo con verla se sabe que ustedes dos son hermanos, pues se parecen mucho. Es más son igualitos.” Y agregó “Su hermano está en la guerrilla y vendrá el sábado y le daré permiso para que este con usted 8 días.” Le di la mano y las gracias por aquel permiso especial que le daría a mi hermano para que estuviéramos juntos.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Escultura del soldado desconocido en la Coruña Galicia.


Isidro en la Plaza "El Soldado Desconocido", frente al cuartel general de la Coruña. 

De allí fuimos al pueblo de Arabexo y compartimos con mi tío Manuel Calviño Gontan el hermano mas joven de mama y era muy parecido a mi abuelo y llevaba el mismo nombre y era el el que se quedo por erencia con la casa de mi abuelo,  y sus hijos que estaban chiquitos. Esa noche dormimos en la casa de mi abuelo en la habitación en la que dormí la última vez con mi mamá el día antes de partir para Venezuela. No dormimos en toda la noche, pues las sábanas de lino eran gruesas y había tanta humedad que parecían que hubiesen estado mojadas y en la madrugada estábamos temblando con el frío. Nos levantamos muy temprano y regresamos a Santiago.


Dolores en España.

Llegó el Sábado y fuimos en la tarde al cuartel a buscar a mi hermano, eran como las 4 de la tarde y nos quedamos delante del cuartel y luego en la plaza de “El Soldado Desconocido”. Teníamos 2 horas esperando parados, porque no teníamos donde sentarnos. De pronto un joven se me acercó y me dijo “Señora, ¿Usted es la hermana de José Señaris?” yo lo miré y le dije “¿Cómo lo sabes?” y él me dice “Es que ustedes son igualitos, cualquiera sabe que son hermanos. Él se fue como a las 2 de la tarde. Él siempre va a un café que queda en el bulevar y se llama “Las 7 puertas” ese negocio es de unos primos de ustedes. Si desean yo los acompaño y los guío. El joven se montó en el carro y fuimos a buscar a mi hermano, el corazón me latía muy fuerte, pues tenía 8 días en España, habíamos visto y compartido con todos y a mí hermano ni siquiera lo había visto.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fotografías de cuando volví a ver a mi hermano en Galicia después de diez años, igual de guapo que cuando era niño.


Mi único hermano José Señaris Calviño de 21 años en España.


Mi hermano de 21 años.


Mi hermano de 21 años.


En una plaza de Santiago de Compostela, Isidro José, Isidro padre y mi hermano José.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fotografías tomadas al frente de la Universidad de Santiago de Compostela, Galicia España.


Dolores con su hermano José.


Dolores en España.


Dolores y su hermano.


José, Isidro José y Dolores frente a la Universidad de Santiago.


Fotos tomadas delante de la Universidad de Santiago, mi hermano era un joven hermoso. 

Ya eran las 10 p.m. y todavía había sol, pues era 21 de Junio y ese día era el Solsticio de Verano, es decir que el día era más largo que la noche. El cambio de horario era muy fuerte, pues los días eran demasiado largos. Llegamos al café “Las 7 puertas”. Cuando entro y veo hacia la barra, veo a dos hombres despachando. Yo me quedé mirándolos, aquellas caras las reconocía, sus ojos, su color de cabello, sus facciones y de pronto vino a mi recuerdo mi primo Che que había muerto. ¡Claro! ¡Ellos eran sus hermanos! Y son Calviños, hijos de un hermano de mi abuelo. Todos los Calviños nos parecemos y en cualquier lugar que nos encontremos nos reconocemos unos a otros. Me acerqué, los miré y les dije “¿Ustedes son hermanos de José Calviño?” me respondieron “Si. Y tú eres Lolita” uno de ellos era Amador, nos dimos un fuerte abrazo y me dijeron “Tu hermano estuvo aquí, pero se fue a una gran fiesta que hay en una ciudad que queda como a 20 kilómetros, la cuidad se llama Carballo” yo dije “Lo buscaremos donde sea, pero yo necesito ver a mi hermano y tiene que ser hoy. No puedo esperar más” el joven que nos acompañaba nos dijo que nos ayudaría a buscarlo. Nos fuimos y llegamos a Carballo, aquello era una romería, donde había gente por todas partes. ¿Cómo lo íbamos a encontrar? Isidro José estaba muy intranquilo, me decía “Mamá estoy cansado. ¿Cuándo vamos a encontrar a mi tío Pepe?” Isidro y el joven buscaron por todas partes sin resultados  y decidieron montarse en la tarima de una orquesta que estaba allí y lo llamaron por el parlante y nada que aparecía. Yo estaba parada en una placita con Isidro José a mi lado, toda la gente que pasaba nos miraba pues el estilo de ropa que yo llevaba no era de allí. Yo miraba a todos lados a ver si veía un joven que se pareciera a mí, pues si podía reconocer a mis primos  tenía que reconocer a mi hermano y de pronto vi muy lejos a 3 jóvenes que venían paseando y hablando y empecé a fijarme en el del medio, a medida que se acercaba me fijaba más, el corazón me latía, las lágrimas comenzaron a correr por mis mejillas, no podía moverme, ni decir nada, la emoción me quitó la voz. El joven ya se acercaba y levantó la vista y se me quedó viendo a lo lejos y empezó a caminar hacia mí, yo no podía moverme, él empezó a correr hacia mí y ya muy cerca me dijo “Tu eres mi hermana” y yo le abrí los brazos y nos abrazamos llorando los dos, un abrazo largo, lleno de lágrimas y emociones. ¡Aquel era mi hermanito, era todo un hombre! Lo alejé y empezamos a mirarnos uno al otro. ¡Es verdad somos dos gotas de agua, pero él hombre y yo mujer! Éramos de la misma estatura, los mismos ojos azules, pero los de él más azules, catire. ¡Qué bello mi hermano, un pavo de 21 años! Isidro José me jalaba la falda y me decía “Mamá, ¿Ese es mi tío Pepe?” Pepe lo miró y con aquellos ojos tan bellos me dijo “¡Epa, éste es mi sobrino!” lo cargó y lo abrazó con mucho cariño, pues Isidro José era una belleza de niño, tenía el pelo rubio, lacio y cortado como una totuma. Era un niño de comercial, tenía 4 años y medio.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Dolores y José Señaris Calviño, nuestro parecido es como dos gotas de agua. 


 José y Dolores Señaris Calviño en España.


Dolores Señaris Calviño de 24 años.


José Señaris Calviño de 21 años.


José y Dolores Señaris Calviño. José de 21 y Dolores de 24 años. 

Este encuentro en esta pequeña cuidad llamada Carballo se efectuó en el día más largo del verano, el 21 de junio de 1975 a las 2 de la mañana, bajó aquél cielo azul lleno de estrellas y con una luna llena que lo iluminaba todo, yo sentí la energía de mamá, que con sus brazos nos abrazaba y yo sé que estaba llena de felicidad, porque al fin estábamos juntos después de 10 años sin vernos. Le presenté a mi hermano a Isidro y él vio que lo acompañaba su amigo, el amigo se quedó en la fiesta y nosotros nos fuimos de nuevo a la Coruña y buscamos un Hotel, queríamos uno de 5 estrellas y nos fuimos al gran hotel Atlantit; lujosísimo, alquilamos una suite, era preciosa. Isidro y el niño se quedaron dormidos, pero mi hermano y yo hablamos mucho, nos contamos tantas cosas, teníamos tanto que decirnos. Pepe me contó todo lo que sufrió todos esos años, pues aunque mis tíos y mis abuelos siempre lo quisieron mucho, cada vez que sucedía algo él se sentía como el recogido y eso lo hacía sufrir mucho; por eso a los 15 años se fue solo para Suiza, luego regresó, trabajó con mi tío Lamas y ahora se vino de Francia hacer el servicio militar, ya que en España es obligatorio. El gobierno que había en el momento era el de Franco, España está bien, aquí todo es orden, los españoles cuando saben que somos venezolanos nos tratan muy bien y quieren que les cuentes como es nuestro país, como es la gente, las costumbres, pues Venezuela es conocido como un país muy rico, el país del petróleo; ellos piensan que en Venezuela todos somos millonarios.


José Señaris Calviño.


Mi hermano José Señaris Calviño,  y mi hijo Isidro José Montoto Señaris, con nuestros primos hermanos José Lamas Calviño, y Antonio Calviño Varela, en la casa de mis abuelos en Galicia.


Mi hermano José con su sobrino, mi hijo Isidro José.


Mi hermano José con su sobrino Isidro José.


Mi hermano José con su sobrino Isidro José.


(Mi primo hermano Antoniol Calviño Varela).

Mi hermano y yo hablamos hasta el amanecer y luego nos rendimos, al día siguiente volvimos al pueblo de Arabexo a buscar la ropa de Pepe, pues íbamos hacer un recorrido por toda Galicia, me di cuenta que mi hermano no tenía casi que ponerse, así que fuimos a unas famosas tiendas en la Coruña llamada “Simeón” y le compramos de todo un poco para que estuviera acorde con las vacaciones que nos íbamos a tomar. Recorrimos toda Galicia ¡Que tierra tan bella! Las Rías Bajas es un espectáculo, digno de ver, La Isla de La Toja era un sueño, su Iglesia cubierta con conchas de mar, los dos hoteles de la Isla bellísimos 5 estrellas. La comida divina ¡Que hermosa es esta tierra! Los españoles son los reyes para atender el turismo y más si ven que tienes dólares.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Isla de La Toja y su hermosa Iglesia Galicia.


Isla de La Toja y su hermosa Iglesia. 

Fuimos a La Provincia de Orence, de Lugo y por último la de Pontevedra; la tierra donde nació Isidro, en un pueblo llamado Lalín, allí hay una iglesia donde está La Virgen del Corpiño, conocida por los grandes milagros reconocidos por la iglesia. Siempre me habían hablado de esta iglesia que era muy antigua y me habían hablado de la virgen, hasta mamá, pues en una oportunidad ella la visitó por una promesa que le hizo por mi hermano y ella le decía “El Corpiño de lejos” porque quedaba muy lejos de Erviñou. Mis suegros también me hablaron de ella y ahora yo estaba allí presente para ver la imagen de la virgen. Había mucha gente dentro de la iglesia, pues eran las fiestas de esa región las cuales duraban como 3 días. Yo estaba vestida con un conjunto de pantalón rojo y tenía un sombrero blanco y cargaba la cámara de fotografía y así entré a la iglesia, me di cuenta que cuando entré todas las personas me miraban, me dio pena, pero seguí avanzando hacia el altar. Claro me di cuenta que todos estaban vestido de negro o gris y yo estaba vestida de rojo y llamaba mucho la atención, pues esta ropa para ellos no era apta para entrar a la iglesia según sus costumbres, pero yo seguí derechita al altar y me quedé parada viendo aquella virgen que tantos milagros había hecho, tenía un manto bellísimo de terciopelo rojo bordado en piedras, según cuentan este manto era un regalo de alguien a quien le había hecho un milagro y se lo regalo por agradecimiento.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Santuario de La Virgen del Corpiño en Lalin Pontevedra Galicia.


Iglesia y Virgen del Corpiño en Lalín, provincia de Pontevedra. 

En el lugar había un silencio total, no había un padre, solo la gente orando en silencio. A mí me llamó tanto la atención que me retiré un poco hacia atrás, agarré la cámara y le tomé una foto con flash y no sé de donde una voz muy fuerte que retumbó en toda la iglesia gritó “¡Oiga usted! ¿De dónde viene? ¿Y quién es? ¿Quién le dio permiso para tomar fotos?” yo volteé la mirada y frente a mi estaba el padre de la iglesia, yo me puse roja y le dije con una vocecita “Perdone usted padre y no sabía que no se podían tomar fotos, pues en mi país no se prohíbe esto” el padre me miró y me dijo “¿De dónde viene?” yo le respondí “De Venezuela” el padre me dijo “Por favor retírese” yo di la vuelta, sentía que toda la gente me miraba, sin embargo salí con la cara en alto y con mucha dignidad. Afuera estaban mi hermano e Isidro y cuando me vieron que tenía la cara roja y les cuento lo que me pasó los dos se reían de mí. Ambos me dijeron “Esto te pasa por lo atrevida que eres”.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Fotografías tomadas en la Provincia Pontevedra en la Iglesia El Corpiño en España, año 1975.


Isidro José en el muro de la Iglesia El Corpiño Pontevedra, España.


Isidro José y su mamá Dolores en el muro de la Iglesia El Corpiño en Pontevedra, España.


Iglesia del Corpiño y fotos tomadas en e muro de afuera. Éste era el conjunto rojo con el cual entré a la Iglesia y me retiraron.

Después de ésto fuimos a la casa de la abuela de Isidro, ella se llamaba Sinforosa Montoto y tenía 80 años, pero era fuerte y ágil, también estaba la hermana de mi suegro y su hija que ya estaba casada y tenía una niña. Pasamos 3 días allí, conocimos al resto de la familia de Isidro, nos despedimos y nos fuimos a Vigo, de esta ciudad fue que partió el barco Monserrat llevándonos a Venezuela, ¿Cuántos años habían pasado? Mi memoria viajó aún más atrás y todavía recordaba a mi abuelo con su pañuelo diciéndome adiós, habían pasado 15 años y ahora yo estaba en este puerto viendo los barcos y el mar azul, pero ya no estaban ni mi mamá, ni mi abuelo, pero ahora estaba mi hermano, mi hijo y mi esposo; otras personas, otro momento, pero el mismo mar y el mismo cielo.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Los tíos y bisabuela paterna Sinforosa Montoto. y mi persona Dolores, e Isidro José y una primita en Pontevedra Galicia en 1975.


Fotografía tomada en la casa de la bisabuela paterna y de unos tíos de Isidro José en Lalín Pontevedra, España.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Toma aérea de la bahía de Vigo Galicia España. 


Toma aérea de la bahía de Vigo Galicia España. 
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Dolores Señaris Calviño autora del blog.


Dolores Señaris Calviño
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Nota: para saber más de todo lo que realizamos en Internet, aquí tienen los Link de cada una de las páginas solo haz clic en cada una de ellas y aparecerá la información. Se reservan los derechos de autor. Gracias por seguirnos.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
fundacionvidaslamilagrosa@hotmail.com
Teléfono de la Fundación +058 212 944 4339
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------






1 comentario:

  1. La historia continúa así como la ansiedad por saber que mas viene en los próximos capítulos. Aquí fue como mas emotiva por el encuentro con sus mas allegados familiares pues en América no recibía ese cariño desde años. ¡ Qué hermoso va quedando el libro ¡
    Éxito.

    ResponderEliminar